Hoy queremos despedir al invierno con este newborn tan tierno ambientado en un bosque nevado.

En esta ocasión sus padres le trajeron algo personal para poder utilizar dentro del escenario que se le preparó para hacer la sesión fotográfica.

Era un duende que ellos personalmente habían traído desde la Patagonia Argentina y habían bautizado con el nombre de “Lenga” que es un árbol típico de la zona.

Recordad que este tipo de sesiones se hace dentro de los 10 primeros días del recién nacido por lo que es aconsejable reservarlo con antelación o avisarnos el mismo día que nace el bebé para poder programar todo de la forma mas óptima posible.

¡¡ Hasta el próximo click !!