El motivo principal por el que aconsejamos a nuestros clientes hacer las sesiones de evolución y seguimiento de todo un año de un bebé es para ver el cambio continuo que tienen los niños de forma notable y progresiva aproximadamente cada 15 días.

Para sus padres es sorprendente ver luego en imágenes como su bebé ha ido en 12 meses consecutivos transformando su pequeño cuerpo y desarrollando sus facciones para parecerse como dicen todos los familiares a sus padres.

Los bebés en cada mes necesitan un tratamiento particular y es por ello que nosotros hemos dedicado parte de nuestro tiempo a formarnos para especializarnos y proporcionar a cada uno los cuidados y tratamientos que necesitan para conseguir el mejor resultado en cada etapa del bebé.

No todos son iguales y cada bebé se desarrolla de una manera diferente (comenzar a: sentarse, gatear, andar, etc.) por lo que se debe tener en cuenta para que el resultado sea en más óptimo y las fotografías sean lo mas personalizadas al crecimiento de cada uno.

De esta manera y siguiendo un método de trabajo conseguiremos que cada bebé tenga una sesión fotográfica agradable y que nos encontremos todos lo mas cómodos posible para poder captar las mejores expresiones, caras y posturas con un resultado final del que todos estemos satisfechos con ese tiempo invertido.

El resultado final es la mezcla de un conjunto de emociones, dedicación, creatividad y juego de luces que después en un laboratorio se materializa en un libro de fotografías que las familias se llevan para contar su historia.

Recordad que nosotros somos … ¡¡ Creadores De Recuerdos !!

Si estas leyendo estas líneas y sabes de alguien que le gustaría soñar y construir a nuestro lado esa HISTORIA no lo pienses mas y contacta con nosotros … porque el tiempo se evapora de una forma muy acelerada.

¡¡ Hasta el próximo click !!